lunes, 8 de marzo de 2010

JUIDICI A LAURA BUGALHO

Persecución judicial y política

fuente periodico Diagonal: Laura Corcuera. Redacción

El 4 febrero fue un día importante para Laura Bugalho, sindicalista y activista trans, fundadora e integrante del colectivo Transgaliza, trabajadora en el Área de Migraciones de la Confederación Intersindical Galega y miembro de la Mesa Nacional del Movimiento por la Base. Dos testigos declararon a su favor en el juzgado de Fontiñas (juzgado de lo social de Santiago de Compostela), para evidenciar el montaje al que se ha visto sometida dentro del proceso judicial en el que la policía le acusa de un delito de falsedad documental continuada. Durante el juicio unas 400 personas se concentraron en las puertas del juzgado convocadas por el Foro Gallego de Inmigración (que reúne a 80 organizaciones) y el colectivo TransGaliza para mostrar su solidaridad con la activista (“Moitas Lauras precisa este país”). En el acto se presentaron escritos de exigencia de archivo de su causa recibidos de colectivos de todas las partes de Estado y de otros países, muchos integrantes de la Red Mundial DesPatologización Trans 2012. Al cierre de esta edición, todavía no se ha hecho pública la sentencia judicial. Bugalho cree que “será una resolución favorable. Por el contrario, la sentencia podría conllevar otros procesos judiciales con penas para las personas implicadas en esta red mafiosa”. La jueza que lleva el caso, Ana López-Suevos, titular del tribunal de instrucción nº1 de Compostela, conoce bien la actividad social de Bugalho, que en los últimos años ha acudido a los juzgados de forma regular como testigo en demandas por estafas y explotación de personas migrantes. Desde hace un año, López- Suevos instruye también un proceso judicial (bajo secreto de sumario) sobre una red mafiosa de explotación y estafa a personas migrantes entre Galicia y Marruecos, que afecta a empresas gallegas, agentes policiales y cargos de responsabilidad política en materia de Extranjería. Como ha publicado el periódico Novas da Galiza, este proceso continúa en fase de instrucción, aunque ya implicó en 2009 (Operación Peregrino) la detención de cuatro empresarios gallegos (en libertad), del empleado del Centro de Información para Trabajadores Inmigrantes (CITE- CC OO) Messaoud El-Omari (en libertad previa fianza) y del contacto con Marruecos Hadaoui Kayrou (en paradero desconocido).

Bugalho se vio imputada por acompañar a dos personas marroquíes que denunciaron explotación laboral y la estafa de 10.000 euros cada una, dentro de una red gallega de explotación y estafa a personas inmigrantes. El 26 de mayo de 2009 fue detenida en Santiago de Compostela y aislada en el calabozo 50 horas. Su ordenador en la Confederación Intersindical Galega, sindicato donde trabaja, fue confiscado por la policía, que la acusó de un supuesto delito de falsedad documental. En la actualidad, la Ley de Identidad de Género no contempla la atención a migrantes transexuales con permiso de residencia, a las que se impide cambiar de nombre y sexo en el registro civil. Bugalho considera “fácil y necesario” cruzar la Ley de Extranjería y la de Identidad de Género, para que las personas trans arreglen su situación administrativa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada